Vías Paralelas, de José Miguel Barajas en Astillero, #YoLeoTierraAdentro

Deja un comentario
ensayo, Escritores, México, reseñas

Como ya todos saben a estas alturas, la revista Tierra Adentro está a punto de desaparecer en su versión impresa, y el destino de la colección editorial, más allá de los ganadores de los premios nacionales de literatura, es aún ambiguo.

Ha habido un debate que se ha extendido en internet tanto en redes sociales como en sitios de literatura y periódicos de circulación nacional. Mientras unos le tiran mierda a las instituciones y directivos que están y estuvieron detrás del Fondo, otros ensalzan las virtudes y sobre todo el papel que ha tenido Tierra Adentro en la publicación de escritores emergentes.

Yo no soy testigo de cómo se mueven los hilos detrás de la editorial, aunque estoy al tanto de todas las opiniones y tengo la mía. No voy a contribuir a la polémica sobre las mafias culturales, que ya todos conocemos, prefiero escribir algo sobre los resultados visibles y lo que un lector puede encontrar entre las publicaciones de TA. Porque yo he participado en Tierra Adentro principalmente como lectora. Considero que, más allá del gusto personal, Tierra Adentro sí ha cumplido, como se propuso desde un principio, con el papel de impulsar la literatura nacional de autores de menos de 35 años. La iniciativa #YoLeoTierraAdentro fue iniciada por Adán Delgado, de Astillero Blog, que les recomiendo lean porque vale mucho la pena.

A manera de homenaje, me gustaría hablar (más que reseñar) de un ensayo en el que participé no sólo como lectora del libro, sino que tuve el privilegio de ver cómo se escribió (bueno, no es que estuviera como presencia que acecha tras el hombro del autor mientras aporreaba las teclas del teclado, pero casi). Naturalmente, es sólo uno de muchos ejemplares de Tierra Adentro al que le tengo apego, porque el autor, además de ser una persona cercana a mí, lo considero como un escritor extraordinariamente talentoso, de lo contrario, no me tomaría el tiempo de hablar sobre su trabajo (aunque obvio me gustaría hablar de novelas, obras de teatro y poesía, así como otros ensayos de la misma colección, pero bueno, el tiempo y mi labor de negra literaria —debería abrir un blog sobre mis aventuras— me come, como siempre, y tendré que dejarlas para después).

Aquí empieza la reseña 

El ensayo vacío

José García se sentaba todas las noches a escribir, reconociendo que no sabía cómo, pero también, asumiendo que no podía dejar de hacerlo, estaba, digamos, condenado a hacerlo a causa y a pesar de sí mismo. Tenía dos cuadernos, el uno y el dos. En el primero garabateaba todo lo que le venía a la mente: el recuento de sus cuitas cotidianas, los recuerdos de su infancia, tan feliz, común y corriente como la de cualquiera, sus amores de juventud, decepciones y sus obsesiones de madurez, sus sentimientos y desolaciones. El segundo lo guardó para volcar lo que, en un futuro, sería su libro, el contenido depurado del primer cuaderno, sin paja, sin sentimentalismos ni redundancias, una verdadera novela con intriga y personajes. El resultado del método de José García fue que el cuaderno uno se llenó de tinta, mientras que el segundo permaneció en blanco.

Josefina Vicens, con El libro vacío y su protagonista José García, hizo algo que pocos han intentado y, menos aún, han logrado afortunadamente: en lugar de convertir una persona en un personaje, recorrió el camino inverso y convirtió un personaje en una persona.

Tomemos a José García y al libro de Vicens como umbrales para entrar a Vías paralelas, el libro de ensayos del autor veracruzano José Miguel Barajas García, quien ve en un encuentro fortuito con El libro vacío el detonante para retomar una persecución que sin duda será interminable, y que lo lleva de la mano de un tal Benito Santaya (dueño anterior del libro, que ha escrito glosas en cada página) a rastrear los pasos de otras tres entidades literarias: Edmond Teste (Valéry), Bernardo Soares (Pessoa) e Ireneo Funes (Borges).

Aquí continúa la reseña, en Astillero

Anuncios
Escrito por

Me gusta la literatura y escribo. Me llamo Aura.

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s