La maleta, de Serguéi Dovlátov

Deja un comentario
cuentos, novela, reseñas

Siempre había tenido ganas de leer algo que se llamara La maleta o escribir un libro que fuera, en efecto, como una maleta donde cada capítulo fuera un objeto y se contara la historia de ese objeto. Bueno, pues es un alivio que Seguéi Dovlátov lo haya hecho en 1982, porque sólo a él le podría haber salido este libro tan divertido y entrañable. Los rusos, y podría arriesgarme a decir que los eslavos, tienen un humor muy distintivo, de ése que es ácido, negro y hace escarnio de sus tragedias, y las de los otros. Este rasgo se reconoce por ejemplo en El maestro y Margarita, Las doce sillas, Trenes rigurosamente vigilados o Los cobardes (estos últimos en la literatura checa), son los ejemplos que se me ocurren. Pues La maleta es el relato de un exiliado que, al emigrar a Estados Unidos, se entera de que sólo le permiten llevar tres maletas. Después, el narrador, que no es sino el propio Dovlátov, se da cuenta de que sus pertenencias, es decir, su vida, caben en una sola. Los objetos que mete en la maleta son un buen traje cruzado, una camisa de popelín y unos zapatos, una chaqueta, un gorro de invierno, tres pares de calcetines, unos guantes de conductor y finalmente un cinturón de conductor. Cada capítulo cuenta la historia relacionada con cada objeto y descubre capítulos de la vida del narrador, un escritor marginal al que no le interesan los círculos literarios ni la fama, que ha sido la oveja negra de la familia, y que ha hecho de todo, incluyendo el tráfico de calcetines finlandeses, altamente cotizados en la época estalinista. Cada capítulo está narrado con la sencillez y el lenguaje diáfano de alguien que sólo desea narrar una historia, inteligente, emotivo y sarcástico, La maleta es una más que recomendada iniciación a la obra de Dovlátov, uno de los injustamente segregados de la literatura de la época post-soviética cuyo estilo ácido le ganó las malas intenciones de sus colegas más correctos políticamente.

Dovlátov fue un escritor que escribió bastante y murió pronto. Con catorce libros publicados, Dovlátov murió, sin embargo, demasiado joven, a los 48 años, otra de las luminarias, como Danilo Kis, que dejaron poco en comparación con lo que nos gustaría. En el 78, la Unión de Escritores Soviéticos lo expulsó y fue entonces cuando decidió emigrar a Nueva York, donde murió doce años después, en 1990, de insuficiencia cardiaca.

Como en realidad no me interesan los géneros y sólo los utilizo con fines de clasificación, guardo esta entrada en novela y en relatos porque, en un sentido riguroso y afortunado, no es lo uno ni lo otro. No hay necesariamente una estructura de inicio, desarrollo y final, sino más bien las improntas de una vida y una serie de recuerdos que, como la madalena de Proust, surgen a la vista de cada objeto, que es un fetiche, y que es la encarnación de determinadas épocas en la vida del narrador.

De él se puede encontrar también en español Los nuestros, un título muy a lo Dovlátov (sarcástico). Lamentablemente la edición de Los nuestros de la editorial Áltera es una profunda falta de respeto a la literatura, con una portada que sólo haría un tecnócrata iletrado y un subtítulo lamentable que también, por si se lo preguntaban, es una falta de respeto al lector (La historia de una familia en la Unión Soviética contada con sarcasmo). Los nuestros es un libro por capítulos que cuenta en cada uno partes de la biografía de un miembro de la familia del narrador, incluyendo al perro. Sí es, en efecto, en la era soviética, pero el libro no se trata de la era soviética, no es realismo socialista ni le echa mierda (directamente) a Stalin o a sus esbirros. Se trata de una historia familiar, así que el título se entiende como una ironía. La estructura es similar a la de La maleta y vale mucho la pena; la prosa, ya lo dije, es divertida, emotiva y limpia, nada le sobra. Si ven esa edición infame de Áltera, por favor no juzguen a Dovlátov por la apariencia del libro. En verdad es muy bueno.

PORTADA-LIBRO-SPB0088553-MAX

*

Anuncios
Escrito por

Me gusta la literatura y escribo. Me llamo Aura.

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s