Hermann Ungar

1 comentario
Austria

Me dijo una vez J.:

-Nunca he leído algo que me provoque tanta angustia.

-Es que tienes que leer Metrópolis de Ferenc Karinthy.

-Pero esa de Los mutilados de Ungar es algo repulsivo. Me dan mucho asco los personajes.

diarios_317

Así las cosas, he aquí que casi nadie se ha encontrado con este peculiar escritor austriaco, Hermann Ungar. Odio que se utilice el adjetivo kafkiano para cuando la gente no encuentra un adjetivo preciso en su léxico, sin embargo, Ungar comparte con Kafka el predominio de personajes vacíos, tan vacíos que llegan a causar repulsión, como una persona sin sombra. Los mutilados es una novela de 1923, tiempos de entreguerra y de decadencia en el antes imperio Austrohúngaro. La novela cuenta la historia de Franz Polzer, un metódico y mediocre empleado de banco que se hospeda en casa de una viuda vulgar y hambrienta en todos los sentidos. Polzer es amigo de infancia de Karl Fanta, un hombre otrora apuesto, cínico, rico y con un futuro prometedor que, tras el avance de una enfermedad degenerativa, se convierte en un odioso y agrio hombre que gusta de torturar a la gente con su padecimiento, en especial a su bella y paciente esposa. Además, Fanta está al cuidado de Sonntag, un enfermero de dudosas pretenciones y de quien siempre debe desconfiar el lector.

En Los mutilados, como su nombre lo indica, todos los personajes están incompletos, unos emocionalmente, otros físicamente, sexualmente y  psíquicamente. Es este vacío el que genera esa sensación de asco en el lector: no hay una posible identificación con ninguno de ellos, casi todos son detestables, y sin embargo, lo son tanto por sus fallidas decisiones en la vida como por las circunstancias. El trazo de personajes es magnífico, y aunque sean personajes quebrados, sus psicología está muy bien trazada. Vacíos sí, pero profundamente. Terrible.

Primeras líneas de Los mutilados aquí.

Anuncios
Escrito por

Me gusta la literatura y escribo. Me llamo Aura.

One thought on “Hermann Ungar”

  1. carmenb dice:

    En pocas paginas el lector hace una descripción detallada de personajes y situaciones que son totalmente creibles y que no deja indiferente. Durante la lectura del libro imaginaba la puesta en escena en teatro de la obra. Y en mi opinion el calificativo repulsivo no creo que sea el mas acertado, sino que estamos hablando de personajes llevados a su maxima expresión.

    Me gusta

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s